viernes, mayo 05, 2017

La liga de los revolucionarios extrablasfemos

2008

Recién había muerto Álvaro. Para sacudirme lo agüitado me senté a escribir un ejercicio de Metatextos: una liga como la de Alan Moore, usando personajes de la literatura nacional. Esto fue lo que salió.




2016


Una comiquera llamada Rafaela Herrera impartió (muy chafa) un seminario de narrativa visual en el diplomado de creación literaria que estoy cursando. Se me ocurrió usar la historia de la liga revolucionaria y convertirla en guión de cómic. Esto fue lo que salió.




2017


La hija me presentó el trabajo de una compañera suya de la Facultad de Artes. Recordé que aún tenía ganas de ver dibujado el mentado guión que hice y quedé con ella para se concretara el cómic. Esto fue lo que salió.














Agradecimientos




A Edith Esquivel por su sugerencia de cambiar a la Virgen de Guadalupe por la Virgen del Dedo Meñique. La blasfemia queda más sutil y llegadora. 



A AreHR por dibujar, colorear y letrerear más allá de lo que señalaba el deber y los pesos en los que quedamos.